Diagnóstico: radares primarios

Debido a su criticidad, los radares necesitan mantenimiento preventivo. Dado que algunos de ellos tienen un tamaño considerable, no pueden ser probados en cámaras anecoicas, de modo que hace falta una nueva tecnología que permita llevar a cabo esos diagnósticos de otro modo. Nuestros sistemas embarcados en drones pueden cubrir esta necesidad realizando medidas exclusivamente en el campo cercano (NF), a través de las cuales somos capaces de obtener el diagrama de radiación, identificar fallos potenciales y calibrar la antena.

Tecnología: sensórica pasiva

Al diagnosticar sistemas de radar primarios, utilizamos nuestra tecnología de sensórica remota pasiva. Realizamos mediciones en el campo cercano (NF) y, a continuación, a través de algoritmos patentados, reconstruimos el campo lejano (FF). Esto nos permite ejecutar la tarea de diagnóstico mientras la antena objeto de análisis (AUT) continúa con sus operaciones sin interrupción. Además, nos da la posibilidad de reducir los efectos que produce la gran cantidad de energía que supone un radar primario en funcionamiento, que de otro modo podría menoscabar la precisión de las mediciones y/o dañar el equipamiento.